El pasado jueves 29 de agosto la revolución de la transformación energética llegó al archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina. La iniciativa correspondió al lanzamiento del Programa “Be Energy” para incentivar la gestión eficiente de la demanda de energía en zonas no interconectadas, donde la isla fue seleccionada como piloto para su desarrollo, teniendo en cuenta que es considerada una de las zonas no interconectadas con una de las mayores tarifas en materia de servicios eléctricos, por lo que a su vez representa uno de los mayores costos para el estado en subsidios energéticos.

Con dicha iniciativa, el Banco Interamericano de Desarrollo – BID, y el Ministerio de Energía, a través del Fondo de Energías No Convencionales y de Gestión Eficiente de la Energía- FENOGE, pretende disminuir26 mil toneladas de CO2durante los primeros cinco años de implementación del programa. Su ejecución integra distintas líneas de acción dentro de las cuales se encuentra el cambio de equipos ineficientes tales como: neveras, aires acondicionados y bombillas; la implementación de sistemas solares fotovoltaicos, la realización de capacitaciones en uso racional y eficiente de la energía, y finalmente un avance frente al cambio de hábitos por parte de la comunidad.

“Hoy estamos lanzando la transformación energética del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina. Con el programa Be Energy, le estamos apostando de manera integral a contribuir a la mitigación del cambio climático y a aumentar el ahorro de los habitantes“, dijo la Ministra de Energía, María Fernanda Suárez, durante el lanzamiento de la iniciativa en la Plaza Cañón de Morgan, en la Isla de San Andrés. Adicionalmente, se trata de una iniciativa que incentiva la utilización de fuentes no convencionales de energía en el Archipiélago, reemplazando parte del consumo de la energía generada con diésel, que durante años ha implementado el archipiélago.

Por su parte, la sede RADAR de la Fuerza Aérea Colombiana fue beneficiada mediante la implementación de sistemas solares fotovoltaicos diseñados con alta tecnología y monitoreados mediante vía web en tiempo real. Actualmente, la sede cuenta con un respaldo de generación de energía a través de 60 paneles solares, que sustituyen en gran medida la generación de energía a través de diésel, disminuyendo la producción de dióxido de carbono y finalmente, beneficiando al medio ambiente de la reserva de la biosfera Sea Flower. Durante el mes de septiembre, se iniciará la implementación de sistemas solares fotovoltaicos en seis entidades oficiales adicionales, tales como: la sede del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, sede del SENA en Providencia, sede del INFOTEP, la emisora de la Armada Nacional (Marina Stereo), la Institución Educativa Sagrada Familia y la sede administrativa de la FAC.

Respecto a los avances en el recambio gratuito de bombillas, la iniciativa pretende favorecer a más de 9 mil usuarios de los estratos residenciales 1, 2, y 3, a través de la sustitución de 90 mil bombillas. A la fecha, se han sustituido cerca de 15 mil bombillas ineficientes, lo que representa una reducción del costo de la factura para los hogares. En materia de eficiencia energética, 14 entidades oficiales se beneficiarán con auditorías energéticas, que además contarán con la reconversión tecnológica de aires acondicionados, neveras e iluminación, generando ahorros cercanos a 50 mil Kwh/año, lo que equivaldría aproximadamente a $30 millones de pesos anuales.

“Con el Programa Be Energy buscamos ser parte del cambio en el Archipiélago, con acciones de sustitución de equipos ineficientes, implementación de soluciones solares fotovoltaicos, y sensibilización en el tema, pretendemos lograr un ahorro de energía que no solo se vea reflejado en la factura, sino también en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero”manifestó, Juan Camilo Vallejo, Director del FENOGE.

De igual forma, el programa contempla otorgar un 40 % de subsidios sobre el valor de los equipos a los estratos 1, 2 y 3 para incentivar la sustitución de neveras, aires acondicionados y luminarias, al igual que para el resto de los usuarios residenciales. Para el caso de los usuarios comerciales el subsidio será del 15% sobre el valor de los equipos. Los estudios del BID y de la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME) estiman que, con buenos hábitos de consumo y tecnologías eficientes, el consumo de energía en el Archipiélago podría reducirse hasta un 40%.

Asimismo, es importante mencionar que el programa cuenta con un plan de gestión ambiental detallado y específico para que los equipos ineficientes que se reciben en la sustitución cuenten con una disposición final adecuada, contemplando los aspectos e impactos ambientales, los riesgos y los requisitos legales asociados a los proyectos. En este sentido, con el lanzamiento de Be Energy, el Gobierno Nacional cumple con los compromisos adquiridos durante los Talleres Construyendo País, y aporte a las metas del PND 2018-2022, el cual estableció que 50 mil personas se beneficiarían con estrategias de eficiencia energética.